Tennis de mesa – Oscar Leyva

Historia del tenis de mesa

En cuanto a la historia del ping-pong hay que decir que antes que al ping-pong se jugó al squash con pelota blanda: en 1817 ya se hablaba del juego en Londres.

El ping-pong es un deporte muy antiguo de origen acaso japonés: no se conoció en Occidente hasta el XIX. Es un tenis en miniatura, de gran rapidez, que requiere reflejos y capacidad de concentración ya que se juega sobre un tablero o mesa de menos de tres metros de largo.

Entre los chinos fue disciplina académica en el siglo XVIII. Poseer una formación integral requería ser un buen jugador de ping-pong.

Uno de los primeros occidentales que mostró dominio de ese juego fue el inglés James Gibb que en 1880 le dio el nombre de ‘tenis de salón’ e introdujo la pelota de celuloide.

Hacia 1890 los estadounidenses hermanos Parker, vendedores de artículos deportivos comercializaron el tenis de mesa, patentado en 1891 por John Jacques de Croydon, y se puso de moda entre los «esnobs» de la sociedad elegante.

Este juego incluía ya en 1925, mesa de ping-pong entre las atracciones de sus salones. En Inglaterra se fundó aquel año la primera asociación nacional de tenis de mesa, y un año más tarde nacía la federación internacional en Berlín.

Era el tenis de invierno, cuando el clima no favorecía la práctica del tenis sobre hierba o tenis sobre tierra batida.

La temporada 1926-1927, fue el primer campeonato mundial de pingpong, que ganó el húngaro Raimon Jacobi. Seis años después nacía una competición internacional análoga para damas: la Copa Marcel Corbillon.

El ping-pong fue considerado deporte olímpico por primera vez en las olimpiadas celebradas en la ciudad de Seúl en 1988.

Oscar Leyva Oscar Leyva Ciudad España Madrid PP Panamá Dubai Miami Copa Davis

Historia del tenis de mesa
Oscar Leyva