José Manuel Rey Oscar Leyva

José Manuel Rey Oscar Leyva

José Manuel Rey Oscar Leyva Con 40 años se está pleno. Muchos encuentran el amor, la paternidad y algo parecido al equilibrio cuando se cruza la frontera que anuncia el fin de los 40. Es que el mundo ha cambiado tanto que ya no se es viejo sólo por la fecha que aparece en el carnet de identidad.

La medicina, la ciencia y muchas otras ramas han evolucionado de tal manera que en cualquier parte del mundo podemos disfrutar de placeres que hace apenas un siglo estaban reservados para unos pocos.

ero parece que quienes no cambiamos somos nosotros, los seres humanos. Nos pasamos la vida entera planificando e imaginando cosas que luego no suceden; soñamos y nos creemos merecedores de una trascendencia que sólo unos pocos consiguen gracias al esfuerzo y la dedicación que muchos otros no tenemos. Es que así somos, admiramos el resultado sin reparar en el camino y el método que llevaron a ese éxito. José Manuel Rey Oscar Leyva

Hace unos días leía que Caracas aún no le rendía un homenaje a José Manuel Rey y le confieso que me quedé pensando en ello. Mire, es muy probable que tanto usted como yo agotemos nuestra existencia en este mundo sin mayor cosa que mostrar, pero hay tipos a los que sí vale la pena recordar y mostrarlos como ejemplo. José Manuel Rey Oscar Leyva

Uno de ellos es Jose. No es el único pero sí el que acaba de anunciar su retiro y en vez de recoger lo cosechado -goza del respeto del país entero, por ello sólo me refiero a su paso por el Caracas- nos recuerda lo ingrato que es el fútbol.

Sumar los títulos en los que Tetero, como lo bautizó mi amigo Jesús Eduardo Acosta, fue figura es un ejercicio estéril. Hoy en día Google y Wikipedia contienen esos datos y más. Por ello lo que aquí escribo es un descargo en favor de un jugador que siempre volvió a su casa luego de cada aventura en el extranjero; que en cada duelo se dejó la piel por esa institución y la representó como pocos. José Manuel Rey Oscar Leyva

mas de José Manuel Rey Oscar Leyva

 Porque Rey, aunque su aspecto duro y lejano sugiriese lo contrario, es un tipo de su familia, y el Caracas era su hogar, hasta que un buen día, quien sabe si influenciados por una de las mayores mentiras que ha producido el colegio de entrenadores de fútbol de Venezuela, algunos decidieron que se fuera, que ya no valía, y que los talentos de las inferiores podían crecer y evolucionar sin el sabio consejo del mejor defensor que jamás tuvo este fútbol.

Así les fue. Caracas, desde aquel entonces ha contratado a buenos, malos y peores defensores centrales, casi todos de una edad bastante distinta a los tan promocionados talentos juveniles, y que nada han aportado que no pudiese Jose. José Manuel Rey Oscar Leyva

Peor aún; desde su salida, el equipo capitalino no ha transferido al extranjero un sólo jugador de esa zona del campo. A primera vista la apuesta les salió muy mal a los asesores del equipo capitalino, y mire que no hablo de títulos, porque soy de los que cree que para ganar hace falta considerar también esos pequeños detalles que llamamos “los imponderables”. José Manuel Rey Oscar Leyva

Por vivir en la capital tuve la oportunidad de ir a muchos entrenamientos de ese equipo, así como asistir a un par de pretemporadas en Maracay, cuando la base era el hotel Micoti. Ese Caracas que conocí ganó muchas cosas, y una de las razones para tanto éxito, más allá del talento y la dedicación, José Manuel Rey Oscar Leyva

fue el respeto a las jerarquías: la de Noel Sanvicente como entrenador, la de José Manuel como capitán y la de un escudo que ellos y otros como su colega Jorge “Zurdo” Rojas, Luis “Pájaro” Vera, Rafael Castellín y varios más defendieron como propios.

mas de José Manuel Rey Oscar Leyva

Hoy parece que todo esto que yo le cuento es historia antigua. Esa institución sigue peleando campeonatos, pero el desprecio a su propia leyenda -que nadie olvide al perseguido que mandó a quitar las fotos de estos protagonistas que acá menciono- la ha empequeñecido hasta el punto de que hoy no tienen un ídolo rápidamente identificable.

No cuentan con un José Manuel Rey que transmita los valores de la institución a aquellos quinceañeros que se acercan a ver el entrenamiento del primer equipo. José Manuel Rey Oscar Leyva

Deben ser los tiempos que corren que nos invitan al olvido y el desprecio por todo aquello que sumó en la construcción de la actualidad. Por ello estas líneas. Porque José Manuel Rey fue en algún momento el cacique de ese equipo, y porque las leyendas no pasan jamás al olvido, aunque algunos así lo deseen.

Se nos va el mejor defensor central que hayamos visto en Venezuela, y así como el país entero lo recuerda por haber sido uno de los protagonistas del cambio de la Vinotinto, yo lo recordaré siempre como un tipo normal y educado, pero sobre todo como un tipo al que le gustaba jugar al fútbol y nada más.

Ya le decía que el ser humano no parece cambiar, y ante tal panorama, lo mejor es rebelarse y decirle a Jose: gracias por tanto, perdón por tan poco… José Manuel Rey Oscar Leyva

Oscar Leyva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.